La noticia relacionada con la granja de caracoles ubicada en Extremadura, es muy reveladora de la situación de un buen número de explotaciones en España, que no producen caracol en la medida de sus previsiones iniciales o el coste de producción se dispara porque no disponen de sala de reproducción y necesitan adquirir alevín de otras explotaciones.

Desde hace años venimos manteniendo la postura de que la "Helicicultura rentable" pasa por lograr nuestra propia cría dentro de la explotación y aliviar la pesada carga económica de su costosa adquisición, entre otros factores.

Y otro problema que observamos en muchos productores es que inician una actividad careciendo de los conocimientos teóricos y prácticos mínimos, o simplemente porque han visitado otra explotación y entienden que con ello es suficiente para comenzar.