Un sector al alza con un importante potencial de crecimiento debido a una demanda creciente.

La Helicicultura, debe buscar nuevas formas y técnicas de desarrollo que mejoren las actuales.

HELICICULTURA COMBINADA

HelixGalicia, ha desarrollado mejoras significativas en aras de conseguir una Helicicultura sustentable que combina la economía en el diseño de las instalaciones con el aprovechamiento de los recursos naturales lo que permite al productor ir abandonando los sistemas tradicionales de sombreo, muy costosos si se cubren grandes superficies, sustituyéndolos por densas capas vegetales.

REPRODUCCIÓN INTENSIVA + ENGORDE EN ESPACIOS NATURALES

De tal modo los costes más significativos en un cridero de caracoles se limitarán a la puesta en marcha de una sala de reproducción, dependencias anexas y el propio terreno dedicado a la explotación. Todos estos avances son fruto de la experiencia de muchos años de trabajo.

Esta nueva técnica que se enmarca dentro del sistema de producción mixto o semi-intensivo, la denominamos "helicicultura combinada" pues realmente es una combinación de un sistema de producción intensivo  en la fase de reproducción y una cría que se puede ajustar a los parámetros de lo que denomina ecológico al completar el engorde en espacios naturales, y lo mejor, se dispondrá de caracol casi todo el año.

Puede completar su formación a través de nuestros cursos de formación y como complemento a través de una publicación que estará próximamente en el mercado.



La Helicicultura, es la cría racional de caracoles en cautividad. Una actividad todavía hoy en fase de estudio pero con un gran potencial de crecimiento, implantación, y por lo tanto negocio.

Si bien es cierto que el método de iniciarse en el sector pasa por la puesta en marcha de pequeños emprendimientos que permitan al futuro productor adquirir una técnica de trabajo fiable. Es muy importante que el futuro productor sea consciente de que la cría de caracoles  es una actividad que requiere dedicación y cualificación, por lo tanto no se  debe caer en el "facilismo" al que aluden en diferentes foros.

En la actualidad sólo existe un sistema de producción que dé ciertas garantías de éxito al helicicultor, es el conocido como sistema mixto y combina la reproducción en sala cerrada con el engorde en espacios verdes protegidos de la actividad solar.

Por lo tanto, el futuro productor, debe contar con las instalaciones que le permitan generar su propia cría para posteriormente trasladarla a la zona de engorde donde completará el proceso.

Sala de reproducción y campo de engorde. Actualmente es la única solución conocida que permita afirmar que la producción de caracoles en cautiverio es una actividad rentable, y ello si no surgen incidencias asociadas a las enfermedades que pueden hacer perder la mayor parte de la producción esperada.

El criadero de caracoles consta de dos partes diferenciadas, la sala de reproducción y el parque de engorde, siendo aconsejable que las dos instalaciones se hallen muy próximas, preferiblemente dentro del mismo recinto, para minimizar todo lo posible los efectos de la manipulación sobre la cría de caracol en el traslado al engorde.

El sistema descrito se puede aplicar en cualquier zona de España y Portugal, no afectando en lo principal ni el clima ni tampoco se precisa una modificación sustancial de las instalaciones. 


Antes de instalar un criadero, el futuro productor debe desarrollar un programa de formación que lo capacite para el desempeño de la actividad. Los conocimientos teóricos deben ponerse en práctica en un espacio destinado a tal fin, no siendo necesario el uso de demasiada superficie, con cien metros cuadrados es suficiente.

Sistema de producción mixto, es el único sistema que hasta la fecha se ha demostrado puede ser rentable desde un punto de vista económico. Combina la reproducción en interior con el engorde en espacios exteriores protegidos del sol y permite obtener una producción anual en un ciclo de nueve meses.

La técnica consiste en adelantar la fase de reproducción mediante "engaño" al molusco para poder completar el engorde entre los meses de abril y octubre. 

La transformación como valor añadido

La conserva de caracol o destinar el huevo para consumo humano generan un valor añadido al producto y contribuyen a mejorar el rendimiento en términos económicos de una explotación helicicola. La producción obtenida puede presentarse al mercado mediante procesos artesanales de elaboración y conserva.